viernes, 21 de marzo de 2008

GÉNESIS


_______En la lúgubre noche ansiamos llegar pronto a nuestra aldea. Atravesamos bárbaras montañas, ríos turbios, peligrosos desfiladeros, para llegar raudamente hasta ellos. Sabíamos que la muerte celaba su sino. Vimos crecientes resplandores agitarse tras oriente. No era la mañana que cabalgaba entre los altos montes. Una vasta inquietud nos inundaba. Allá, lejano, tras los encendidos campos, retumbaba el estruendo de fiera batalla. Se remecían los bosques, sangraban los ríos. Castigamos a los brutos, tratando de apurar la marcha. Entonces vimos elevarse a la bestia oscura y confundirse con las sombras de los montes.
_______En la llanura, los cuerpos se vislumbraban ya junto al fuego. Una suave niebla invernal veló el camino del desfiladero. Descubrimos los primeros vestigios de la catástrofe El traqueteo de los cascos y el acero de nuestra ira descendió junto a ellos. Sentíamos que en el éter aún crepitaba el aliento de la bestia. Las sombras cubrían una buena parte de los campos escarlatas, mientras ardían de furor nuestros corazones. No estuvimos en la batalla. Los asesinos de nuestros muertos éramos también nosotros.
_______Amparamos los cuerpos dormidos. Los cobijamos en nuestro seno y, llorando amargamente por ellos, invocamos de cada uno el nombre. Hicimos un himno y cantamos por ellos. Luego, descansamos sus cabellos, su faz, sus torsos en tierra sancta, reconociendo en cada uno a un familiar nuestro. Enterramos nuestras espadas también junto a sus cuerpos porque no pudieron defender su estrella, su sino. Y sobre la tierra recién removida, derramando nuestra propia sangre, juramos saciarnos con su muerte.

2 comentarios:

Ileana2008 dijo...

LA MUERTE DE AQUELLOS QUE HAN DEJADO HUELLAS EN NUESTRAS VIDAS, CALAN EN LO MAS PROFUNDO DE NUESTRO SER, ESTE POEMA EXPRESA MUY BIÉN, LA SENSIBILIDAD Y LA VULNERABILIDAD DE NOSOTROS ANTE EL DOLOR Y EL TEMOR HUMANO QUE SENTIMOS EN OCASIONES HACIA LA MUERTE. GRACIAS POR COMPARTIR TUS SENTIMIENTOS POR MEDIO DE TUS BLOGS, ESO DEMUESTRA DE MANERA MUY BELLA LA SENSIBILIDAD QUE TIENES ANTE LA VIDA

Julio César dijo...

Bellas palabras Ileana. Sinceramente te agradezco que te hayas tomado un moemetno para venir por estos lares. un abrazo